Génesis de un divulgador científico: Fuga Astronautica

8/9/2020

Tres años después, aquel jovencito confuso que pedaleaba entre molinos puede considerarse Padawan de la divulgación científica bajo el majestuoso consejo Jedi de Big Van Ciencia.

En verano de 2017, tras graduarme en ingeniería aeroespacial, me mudé a la ciudad de Leiden (Países Bajos) para cumplir el sueño de trabajar en la Agencia Espacial Europea (ESA). En Holanda pedaleaba muchísimo y fue encima de la bici cuando pensé que “investigar es fantástico, pero cómo mola hablar sobre ciencia”. Sin más, solo por el gusto de contarla.

Lo primero que hice al volver a España fue abrirme una cuenta de Twitter, seguir a divulgadores y apuntarme al concurso “Somos Científicos”. Esto me enseñó que el espacio interesa mucho a mucha gente, así que invertí el dinero del premio en crear un canal de YouTube: Fuga Astronautica.

El denominador común de Fuga Astronautica son los vuelos espaciales. Hablo sobre cómo viven los astronautas, cuál es la órbita más adecuada para cada misión, cómo se viaja entre planetas, qué antenas usa la TV por satélite y hasta un poco de historia y orientación profesional

La ingeniería aeroespacial es monumental y hay que saber explicarla bien. Yo tuve a los mejores profesores en el curso “Ciencia en YouTube” de Big Van Ciencia. Lo aprendí todo sobre la gestión de un canal: técnicas de creación de contenido, imagen de marca, grabación, sonido, edición de vídeo, posicionamiento SEO, promoción e interacción con los seguidores. Además de muy atractivos y atractivas, los profes son excelentes modelos a seguir con canales de éxito como Clowntifics, Derivando y Date un Voltio.

Tres años después, aquel jovencito confuso que pedaleaba entre molinos puede considerarse Padawan de la divulgación científica bajo el majestuoso consejo Jedi de Big Van Ciencia.

¡Suscribíos a Fuga Astronautica para aprender sobre el espacio y poder salvar la galaxia!


Jorge Nicolás-Álvarez

Ingeniero aeroespacial, investigador en la UPC