Aceros y Bizcochos

6/10/2020

El acero y el bizcocho tienen en común más cosas de las que parece. Aunque es cierto que no saben igual, y que digerir una viga de acero es mucho más duro que digerir el bizcocho de la abuela, estos dos objetos son iguales en una cosa: son mezclas de distintas sustancias. 

El acero y el bizcocho tienen en común más cosas de las que parece. Aunque es cierto que no saben igual, y que digerir una viga de acero es mucho más duro que digerir el bizcocho de la abuela, estos dos objetos son iguales en una cosa: son mezclas de distintas sustancias. 

Usando distintos ingredientes, puedes hacer muchos tipos de bizcocho: de limón, mandarina, chocolate… Y lo mismo le pasa al acero. Mezclando distintos metales y otros elementos químicos, podemos hacer miles de variedades de aceros, cada uno con una utilidad y un nombre distinto. Sin embargo, de la infinidad de aceros que existen, hay uno que se lleva el premio al más famoso: el acero inoxidable. 

Sin embargo, aunque todo el mundo ha oído hablar del acero inoxidable, ¿sabe alguien por qué es inoxidable? ¿Qué es lo que lo hace especial? Hoy respondemos a esta pregunta, y alguna otra, en el nuevo vídeo de El electrón perdido. 


Martín Pérez

Químico y futuro doctor